4 consejos nutricionales para sobrevivir a la navidad

Los excesos alimenticios propios de estas fechas suponen que cada persona engorde en Navidad una media de entre 3 y 5 kilos. Celebraciones familiares, con amigos, compañeros de trabajo, reencuentros, comidas copiosas y muchos dulces son los culpables. Sin embargo, los endocrinos y nutricionistas alertan de que existen otros riesgos para salud de estos atracones. Más allá de coger peso, las personas con el colesterol elevado o diabetes deben tener cuidado durante estos días para no sufrir complicaciones relativas a las patologías que padecen.

Sabemos que en estas fiestas es muy complicado restringir los excesos o eliminar los alimentos altamente calóricos. Pero en estas fechas, más que nunca, es necesario incrementar las medidas que hacen nuestra vida más saludable. Como hacer ejercicio o dormir un número de horas adecuado.

En la Asociación de Medicina Estética de Madrid sabemos bien que nadie escapa a los encantos de los manjares navideños. Incluso, aquellas personas a las que no les gustan los alimentos dulces cometen excesos en esta época del año. Es importante concienciarse de la necesidad de controlar la alimentación, a pesar de las celebraciones navideñas, así que vamos a ofrecerte algunos consejos adecuados:

  1. Cinco comidas al día: Puede parecer contraproducente, pero es la mejor solución para evitar llegar a la hora de comer con un hambre atroz que nos haga ingerir mucha más cantidad de la necesaria. La clave estará en contar con un tentempié a media mañana y a media tarde. Cuando sabemos que nos vamos a pasar, ya que tenemos una comida o una cena señalada, es recomendable limitar el aporte calórico del resto de comidas del día para contrarrestar. Siempre, en la medida de lo posible, conviene evitar la ingesta de dulces, alcohol y otros alimentos hipercalóricos.
  2. Cuidar las raciones: Los excesos terminan pasando factura, así que ya puestos a comer de todo podemos reducir las raciones para compensar los alimentos más copiosos.
  3. Cuidado con los dulces: España es uno de los países donde más alargamos la sobremesa, algo a tener en cuenta ya que la presencia de bandejas con turrón y otros dulces propios de estas fechas son una tentación peligrosa, cuanto más los vemos delante, más comemos y más nos apetecen.
  4. Deporte: algo básico que debemos hacer con frecuencia durante todo el año, pero que cobra mucha más importancia si cabe en Navidad, cuando la recomendación se eleva a realizar ejercicio al menos 20 o 30 minutos cada día. Cuando los excesos son la tónica diaria, conviene aumentar la intensidad y la duración de las actividades físicas para poner remedio a los atracones.