El uso de ácido hialurónico como tratamiento capilar

 

Combatir la pérdida de cabello es una de las demandas más habituales hoy en día en medicina estética. Aunque la alopecia se trata de un problema que afecta principalmente a la población masculina, son también muchas las mujeres que sufren la caída de pelo debido a distintos motivos. Ante los primeros síntomas de alopecia, es recomendable acudir a la consulta de un profesional que evalúe tu caso de manera personalizada para determinar el motivo de la caída del pelo. Los injertos capilares es uno de los procedimientos más conocidos para luchar contra la pérdida de cabello, pero los avances en medicina estética han permitido desarrollar nuevas técnicas. La micromesoterapia capilar consiste en la aplicación de diferentes sustancias en el tejido mesodérmico, como vitaminas y ácido hialurónico.

Tal y como hemos señalado en anteriores ocasiones, el ácido hialurónico es un componente básico que se encuentra presente en los tejidos de nuestro organismo de manera natural. Su aplicación en medicina estética en la actualidad va más allá de los tratamientos de rejuvenecimiento facial. La micromesoterapia capilar es una terapia que favorece la revitalización del cuero cabelludo a través de microinyecciones. En función del origen del problema en cada paciente, el profesional escogerá las sustancias multivitamínicas, así como posibles factores de crecimiento celular, para conseguir la regeneración de cabello.

¿Cuáles son sus efectos?

La micromesoterapia capilar con ácido hialurónico está recomendada para personas que desean reparar y revitalizar su pelo dañado o empobrecido. Las microinyecciones en el cuero cabelludo de ácido hialurónico, aminoácidos y compuestos celulares, contribuyen a la producción de queratina. Este tratamiento también es capaz de eliminar la caspa y engrosar el pelo fino. La micromesoterapia capilar  es una técnica prácticamente indolora y aporta beneficios más allá de frenar la caída del cabello: al mejorar la circulación de la sangre, las células madre del cuero cabelludo son restauradas y se regula el exceso de producción de grasa. Asimismo, otra de sus grandes ventajas, es que favorece la neutralización de la hormona DHT que ayuda al crecimiento acelerado del cabello.

Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid recordamos que el tratamiento de micromesoterapia capilar con ácido hialurónico se escalona en sesiones durante 8-10 meses aproximadamente, y los resultados son visibles de manera progresiva. Además, insistimos en que está indicado para aquellos pacientes que todavía no han alcanzado un grado irreversible de alopecia y aún conservan la raíz de su pelo para ser revitalizado.