¿Cómo evitar que la contaminación dañe tu piel?

En los últimos tiempos la contaminación es un tema recurrente en los medios de comunicación debido al aumento de los niveles de polución por el exceso de emisiones hacia la atmósfera. Aunque la sociedad comienza a tomar consciencia de cómo ésta nos afecta, el alcance de la contaminación va mucho más allá. ¿Alguna vez te has parado a pensar cómo incide en nuestra salud? Numerosas investigaciones han constatado que existe una estrecha relación entre el envejecimiento prematuro de la piel y la polución. La exposición prolongada a determinados factores ambientales (partículas de humo, polvo, niebla, químicos industriales), termina dañando nuestra piel, ya que altera el funcionamiento celular y reduce su capacidad de regeneración. A continuación explicamos una rutina que ayudará proteger tu piel frente a la contaminación.

 

  1. Limpia tu piel todos los días: Antes de ir a dormir, es importante que limpies la piel de tu rostro, en especial si has utilizado productos de maquillaje. Para retirar los agentes externos que afectan al cutis, puedes utilizar una mezcla tibia de agua y jabón o un producto cosmético especializado.

 

  1. Exfoliación semanal: También es importante dedicar tiempo a eliminar las células muertas de la piel para estimular la reparación de la capa que ha estado expuesta a los agentes externos contaminantes. En el mercado existe una amplia variedad de productos exfoliantes para el rostro. Este procedimiento no debe ser realizado de forma continua, ya que puede alterar los niveles de pH de la piel. Con una vez a la semana es suficiente.

 

  1. Alimentos antioxidantes: Incluye en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes, ya que esta sustancia cuando es absorbida, frena los radicales libres que aparecen con la exposición a la polución. Té verde, tomates, brócoli, frutos rojos y secos, zanahorias, uvas y chocolate negro, son alimentos que poseen altos niveles antioxidantes.

 

  1. Usa a diario cremas hidratantes: Mantener la piel hidratada es fundamental si quieres proteger al cutis de la contaminación. Confía en expertos para elegir el producto que mejor se ajuste a las necesidades de tu piel (seca, mixta, grasa, deshidratada…). Aplícala dos veces al día: a primera hora y antes de irte a dormir después de la limpieza.

 

  1. Utiliza factor de protección: Independientemente de que sea verano o invierno, es importante proteger tu piel de la exposición de los rayos ultravioleta. Desde Asociación de Medicina Estética de Madrid te recordamos que en el mercado puedes encontrar productos específicos para protegerte a tu rostro sol, aunque también existen cremas hidratantes e incluso bases de maquillaje que incorporan factor de protección.