4 consejos para combatir la retención de líquidos

La retención de líquidos es un problema que afecta a la mayoría de la población. Sus principales síntomas pueden manifestarse en diferentes partes del cuerpo, pero entre los más frecuentes podemos destacar: celulitis edematosa, inflamación abdominal o bolsas bajos los ojos. Todos ellos suponen una merma estética, un problema que solemos intentar combatir. Son muchas las razones que pueden provocar esta retención de líquidos: los cambios hormonales, la herencia genética, sobrepeso, problemas circulatorios, sedentarismo, estrés, etc. Llevar una vida saludable es una buena base pero, afortunadamente, la tecnología pone a nuestra disposición tratamientos y técnicas para ayudarnos a minimizar sus efectos.

Pérdida de peso moderada

Cuando queremos bajar de peso deseamos hacerlo rápidamente. Sin embargo, esto es un error, debemos establecer un límite de un kilo o kilo y medio a la semana. Para ello, tendremos que apostar por una dieta equilibrada, rica en todos los nutrientes. Las proteínas de calidad son un nutriente esencial en cualquier dieta para perder peso de forma saludable.

Ejercicio aeróbico

Realizar este tipo de ejercicio entre 3 y 4 veces a la semana, un mínimo de 45 minutos es muy beneficioso. Esta simple acción nos ayuda a combatir el estreñimiento y favorecer la eliminación de líquidos. La explicación es muy sencilla, el sistema linfático está unido al sistema cardiovascular. Así que el aumento de la frecuencia cardíaca contribuye a la eliminación de líquidos.

Té verde

Sustituir el café de la mañana por una taza de té verde puede ser una buena opción para mejorar la función renal. Lo que nos ayudará a eliminar líquidos a la vez que nos aporta antioxidantes.

Beber mucha agua

Hidratarse es muy importante para renovar las reservas de líquido corporal. La importancia de esta acción reside en la necesidad de sustituir el líquido intersticial, retenido entre nuestras células, más rápidamente.

Consumir alimentos ricos en pre y probióticos favorece el tránsito intestinal y las defensas corporales. Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid estimulamos el consumo responsable de todos los macronutrientes de la dieta. Ingerir abundante agua y limitar el consumo de lácteos, especialmente de yogures azucarados. Evitar las grasas saturadas también es importante para la salud, en su lugar conviene ingerir grasas mono y poliinsaturadas. El omega 3, por ejemplo, actúa como antiinflamatorio natural y ayuda a mejorar la salud cardiovascular.