Consejos nutricionales que te ayudarán a proteger tu piel del sol este verano

Todos hemos escuchado eso de que es recomendable comer cinco raciones de frutas y verduras al día. Sin embargo, existe cierto desconocimiento sobre las propiedades de estos nutrientes de cara a proteger nuestra piel del sol. Estos alimentos naturales cuentan con un elevado contenido en licopeno, betacaroteno y vitamina C. Sin embargo, los dermatólogos saben bien que dentro de este grupo de alimentos algunos son mejores que otros para conservar la elasticidad y la salubridad de la dermis.

Todos estamos deseando broncearnos, conseguir ese tono dorado que hace que la ropa luzca mejor. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la exposición de los rayos ultravioletas del sol debe realizarse de forma responsable. No hay alimentos mágicos, debemos usar fotoprotector, aplicarlo cada poco tiempo y evitar las horas centrales del día con mayor índice ultravioleta. En lo que respecta a la alimentación, es necesario tener en cuenta que hay que seguir una dieta variada y equilibrada. Pero, como comentamos, siempre que sea posible es adecuado incluir cinco raciones de frutas y verduras al día.

La fruta de verano, como las cerezas, los albaricoques, el melón o el melocotón son frutas que favorecen la producción de melanina de forma natural en el cuerpo. Mientras que el tomate, el pimiento rojo o la papaya cuentan con un elevado porcentaje en licopeno, un nutriente que ayuda a prevenir los posibles daños del sol en nuestra piel. Por su parte, el betacaroteno, (presente en las verduras de hoja verde, zanahorias y espárragos) es un precursor de la vitamina A, un antioxidante natural.

Finalmente, también es adecuado tener en cuenta todos aquellos alimentos que facilitan la generación de colágeno. Esta sustancia es dependiente de la vitamina C, lo que convierte a las naranjas, limones pomelos, kiwis o melón en alimentos ideales para lucir una piel tersa y saludable. El omega-6 contribuye a la elasticidad de la piel, combinándolos con otros alimentos que contengan omega-3.

Desde Asociación de Medicina Estética de Madrid sabemos que estos alimentos nos ayudan a afrontar el verano y la exposición de la piel a los rayos solares. Pero, es necesario mantener una dieta variada y equilibrada donde los alimentos menos recomendables para la protección de la piel, como las carnes rojas, también deban ingerirse. Obviamente, en estos casos su consumo debería ser moderado.