Depresión o ansiedad en pacientes con dermatitis atópica

Según afirma la Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC) el 50% de los pacientes con dermatitis atópica (DA) padece episodios de depresión o ansiedad. Hablamos de una enfermedad dermatológica que puede causar heridas, lesiones cutáneas y prurito intenso. Se trata de una patología inflamatoria crónica de la piel, cuya morfología y distribución corporal puede variar en función de la edad del paciente. Una de las principales causas de esta alteración es la hiperactividad del sistema inmunitario. Son las manifestaciones cutáneas de esta enfermedad, las que derivan en efectos poco estéticos en la piel, con un claro impacto negativo en la salud emocional de las personas que lo padecen.

Además, la SEAIC también afirma que esta patología se ha convertido en un problema de Salud Pública, ya que en los últimos años se ha producido un incremento notable en la incidencia de este problema de salud. Por otra parte, la dermatitis atópica puede desencadenar otras enfermedades alérgicas, como rinitis o asma. Esta última cuestión es mucho más probable que ocurra entre los niños que entre los adultos.

El número de casos de dermatitis atópica se ha elevado notablemente en los últimos años, pero también se han incrementado las investigaciones en la materia y existe un conocimiento mayor sobre la fisiopatología de la enfermedad. Desde el punto de vista científico, se está trabajando en el desarrollo de diferentes tratamientos para contrarrestar sus defectos.

Las personas que sufren este problema cutáneo pueden sufrir enrojecimiento de la piel, hinchazón y lesiones dermatológicas. De hecho, los síntomas de la DA afectan de forma significativa la calidad de vida de los pacientes. No se trata exclusivamente de un problema estético, sino que afecta a otros niveles en la vida de las personas que la padecen. Deben enfrentarse cada día a diferentes molestias como picores persistentes o el mal estado de la piel, que se vuelve más gruesa y supurante.

Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos destacar que la dermatitis atópica suele aparecer en la infancia, concretamente en los primeros cinco años de vida. Es poco frecuente, que la enfermedad aparezca después de los 7 años, sólo el 24% de los casos se encuentran dentro de este supuesto.

El picor frecuente y las molestias durante la infancia pueden dificultar que hagan vida normal y que se relacionen de forma adecuada con otros niños. De hecho, según el último Informe Alergológico los menores con DA faltan al colegio una media de 17 días al año.