Recomendaciones para volver a una dieta saludable tras la navidad

De vuelta a la rutina, tras la marabunta de actividades navideñas, una de nuestras grandes preocupaciones será paliar esos kilitos de más por culpa del turrón o los mazapanes. No sólo se trata de una cuestión estética, en muchas ocasiones queremos sentirnos mejor con nosotros mismos, más ligeros y menos hinchados. Son muchas las personas que se ponen a dieta con la llegada del año nuevo, no siempre es necesario. Lo que está claro es que la vuelta a una vida saludable es fundamental y, en muchos casos, podemos optar por hacer una dieta depurativa durante unos pocos días.

El mayor problema de las dietas es que, habitualmente, tenemos una sensación continua de hambre y el hecho de que los resultados se hagan esperar no ayuda. Sin embargo, no se trata de un sprint, encauzar el camino es más bien una carrera de fondo. La nutrición es la pieza clave para sentirnos bien y lucir nuestro mejor aspecto, por ello a la hora de elegir una dieta debemos de acudir a un médico especialista para que nos recomiende la mejor opción, siga nuestros progresos y analice nuestro estado de salud. La mejor dieta es, sin duda, aquella que no restringe ningún tipo de alimento.

Si has decido perder varios kilos y vas a hacerlo sin poner en riesgo tu salud, deberás mentalizarte de que el camino no será corto. La mejor opción es contar con un entorno laboral y personal favorable y saber que habrá que planificar las comidas y el entrenamiento físico. El ejercicio es el mejor complemento de cualquier dieta. Y, para conseguir el objetivo, lo mejor es crear rutinas y hábitos, horarios para cocinar y realizar compras acordes a los platos que vas a elaborar. El mejor truco es sacar al enemigo de casa, si vamos a reducir la ingesta de grasas saturadas y azúcares añadidos, será mejor no meter en la cesta de la compra los productos prohibidos: vamos a acabar con la tentación.

Aunque puede parecer contraproducente, hacer cinco comidas al día te ayudará a bajar de peso. El tentempié de media mañana y la merienda harán que llegues a las comidas principales con menos apetito y comerás más despacio, masticando más tranquilo. Otra de las claves para tener éxito, será conseguir innovar en la cocina, aunque eso sí, elaborando platos saludables. Algo esencial para no aburrirnos y abandonar la dieta.

En la Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos destacar la importancia de realizar ejercicio físico. No se trata tanto de machacarse en el gimnasio, las actividades demasiado duras pueden persuadirnos de hacer ejercicio. Será suficiente con caminar una hora al día, pero lo importante es ponerse en movimiento, especialmente, si tenemos una vida sedentaria.

Si en el camino flaqueas y caes en un exceso, no debes sentirte culpable. Párate y analiza qué te ha empujado a hacerlo. Cuando lo sepas, podrás ponerle remedio para que no vuelva a pasar.