¿Se pueden eliminar las arrugas peribucales sin pasar por el quirófano?

Hablamos de esas antiestéticas arrugas que surgen alrededor de la boca y que, también, se conocen como código de barras. Una de las dudas que nos consultan con más frecuencia son los motivos por los que se producen. Con el paso del tiempo, el envejecimiento de la piel es inevitable, se genera cierta atrofia EN los tejidos de la piel y los músculos faciales pueden. Aunque afectan a todas las personas por igual, tienen más incidencia entre las mujeres y son más visibles entre las personas que fuman o sufren fotoenvejecimiento cutáneo severo.  

Es una cuestión que suscita cierto recelo entre las personas que lo padecen. Lamentablemente, no tiene fácil solución, pero existen varios tratamientos estéticos mínimamente invasivos que consiguen grandes resultados al respecto. Lo más habitual es optar por los rellenos faciales que consiguen mejorar la tersura de la piel, pero habrá que apostar por sustancias densas para alcanzar el objetivo deseado. También habrá que someterse a varias sesiones, ya que el resultado no será permanente.

Entre las soluciones de relleno más utilizadas, cabe destacar el ácido hialurónico. Esta sustancia se encuentra de forma natural en nuestra piel. Es ideal por muchas cuestiones, pero sobre todo porque cumple con la función de retener los líquidos y mantener la zona hidratada. Otra de sus grandes ventajas es que se trata de una solución muy segura que no produce reacciones alérgicas. Además, los efectos de este tratamiento pueden durar hasta 10-12 meses.

En otros casos, se puede optar por tratamientos con láser. Estos suelen ir acompañados de abrasiones químicas en la zona, con el objetivo de conseguir una regeneración natural de la piel.  este tratamiento está recomendado para los casos más severos, donde el ácido hialuronico no llega a ser efectivo por la profundidad de las arrugas.

En la Asociación de Medicina Estética de Madrid sabemos que hay muchas opciones para combatir este síntoma de la edad. La radiofrecuencia, por ejemplo, puede ser efectiva ya que logra reafirmar y regenerar el colágeno de la zona a tratar. El láser de dióxido de carbono consigue una regeneración completa de la piel y cierto efecto lifting, aunque resulta un poco más agresivo. También podemos decantarnos por algún tratamiento de abrasión para conseguir la regeneración de la piel en diferentes profundidades.

La decisión final siempre deberá ser tomada por un médico especialista, ya que es la persona indicada para decidir qué solución ofrecerá mejores resultados en cada caso concreto.