Sabías que el estrés no controlado es uno de los factores del envejecimiento prematuro

La clave para combatir el envejecimiento y tener una vejez saludable se sustenta sobre tres pilares fundamentales: el ejercicio físico, una alimentación equilibrada y hábitos saludables. Existen muchos enemigos que pueden mermar nuestras expectativas, pero hay uno en concreto que quizá pasemos por alto: el estrés. Vivimos jornadas maratonianas: el trabajo, las tareas domésticas, el tiempo en familia o los ratos con amigos se alimentan de nuestra energía. Es posible que suframos estrés sin ni siquiera darnos cuenta. Pero, es una cuestión que nos envejece muchísimo.

Si nos paramos a pensarlo, tiene todo el sentido del mundo. En cualquier caso, es un hecho constatado, no una mera opinión. José Viña, Catedrático de Fisiología de la Universidad de Valencia, dirige la Línea de Investigación de Metabolismo y Daño Orgánico-envejecimiento y enfermedades asociadas de la Fundación INCLIVA. En este marco ha desarrollado sus estudios sobre el envejecimiento y los radicales libres.

Viña está convencido del notable poder del estrés como agente oxidante y una de las principales causas del envejecimiento prematuro. Este investigador también trabaja en patologías asociadas al envejecimiento como el Alzheimer o las modificaciones metabólicas que tienen lugar durante el envejecimiento. Sus investigaciones actuales se centran en los genes con los que cuentan las personas centenarias.

Tras años de dedicación en este campo, Viña no considera al envejecimiento como una enfermedad. Evidentemente, no tiene cura, aunque sí cree que se pueden retrasar sus efectos. Existe un componente genético que determina que las personas puedan llegar a edades avanzadas. Sin embargo, el deporte, la buena alimentación y los mejores hábitos resultan clave para llegar a cumplir muchos años de una forma más saludable.

No podemos luchar contra la edad, aunque el ser humano evoluciona y la esperanza de vida crece sustancialmente. En cualquier caso, Viña trabaja en minimizar la fragilidad de los ancianos para que puedan disfrutar de su independencia hasta el final de su vida.

En Asociación de Medicina Estética de Madrid sabemos que en la sociedad actual es imposible evitar al estrés, vivimos deprisa y tenemos la sensación de que los días no tienen suficientes horas. Sin embargo, el estrés no controlado envejece, y mucho.