Intralipoterapia: Descubre la lipoescultura sin cirugía

Como venimos hablando últimamente en el blog, los avances y la introducción de nuevas técnicas en medicina estética se orientan cada vez más a procedimientos ambulatorios que tienen menor porcentaje de riesgo y de tiempo de recuperación. Uno de los deseos habituales de muchas mujeres, es eliminar los cúmulos de grasa localizada y mejorar la flacidez de zonas como el abdomen, caderas, glúteos y muslos sin tener que pasar por el quirófano. Hoy en día esto es posible gracias a la intralipoterapia, también conocida como lipoescultura sin cirugía. Pero ¿en qué consiste este tratamiento?, ¿para qué tipo de pacientes está indicado? A continuación damos respuesta a todas estas preguntas.

¿Qué es la intralipoterapia?

En primer lugar es importante aclarar que la intralipoterapia no es un tratamiento de adelgazamiento para luchar contra el sobrepeso, ni tampoco para combatir la celulitis. La lipoescultura sin cirugía es un procedimiento utilizado para eliminar cúmulos de grasa localizada con la infiltración de desoxicolato de sodio. Se trata de una sustancia hipertónica, una solución acuosa de base gelationosa que es 100% biocompatible y reasorbible. La intralipoterapia consigue la destrucción de  las células de grasa al mismo tiempo que su acción se ve potenciada por la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia (combinación con tratamientos de cavitación).

La mayoría de las personas que se decantan por la intralipoterapia para reducir tejido graso de zonas localizadas, previamente han sido incapaces de eliminar los adipocitos de estas áreas solamente con dieta y ejercicio. Con la infiltración de esta sustancia se disuelven los lípidos, se rompen las células de grasa y, una vez disueltas, son eliminadas de forma natural a través del sistema linfático.

Procedimiento de la intralipoterapia

Una de las claves de este tratamiento es la técnica de infiltración: el desoxicolato de sodio se inyecta de manera subcutánea directamente sobre la zona a trabajar. En la actualidad es uno de los procedimientos “elimina grasa” más eficaces que existen en medicina estética. No requiere de anestesia y se necesitan de 3 a 4 sesiones con un intervalo de 4 a 5 semanas entre ellas para conseguir unos resultados óptimos. No obstante, los efectos son visibles a partir de la tercera semana desde la primera sesión.

Los resultados de la intralipoterapia son permanentes si el tratamiento es complementado con la práctica regular de ejercicio, un estilo de vida saludable y buenos hábitos de alimentación. Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos insistir en que este procedimiento ayuda a definir la silueta y a conseguir una figura más esbelta, pero no está indicado para pacientes con obesidad y sobrepeso cuyo único objetivo sea solamente adelgazar.