Principales novedades en cirugía abdominal

La preocupación por nuestra apariencia física va en aumento, del mismo modo en el que lo hace la necesidad de llevar una vida saludable. Nos preocupamos por adquirir unos hábitos adecuados de alimentación y estamos más concienciados sobre la necesidad de hacer ejercicio físico. Tanto los hombres como las mujeres buscan tener un cuerpo atlético y el abdomen es una parte importante para lograrlo. Sin embargo, alcanzar la perfección de esta zona no sólo depende del entrenamiento y la alimentación. El paso del tiempo, los embarazos, cambios de peso, etc. Son muchos los motivos por los que podemos ver lejos nuestro objetivo “vientre plano”. Afortunadamente, la medicina estética nos ofrece muchas alternativas para conseguirlo.

Las nuevas necesidades nos llevan a buscar otras alternativas, menos invasivas, y que no sólo consigan minimizar el tamaño de esta zona, sino que parezca un vientre firme y terso. Antes de nada, habrá que visitar al médico especialista para que haga una valoración y asesore al paciente sobre el mejor procedimiento para su caso en concreto.

La abdominoplastia es uno de los procedimientos más populares para conseguir el vientre plano soñado. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha avanzado en nuevas metodologías sobre esta técnica. Cada vez es más frecuente que esta intervención se complemente con una liposucción, lo que se denomina lipoabdominoplastia.

La abdominoplastia endoscópica es un tratamiento muy eficaz para corregir alteraciones que se hayan podido generar en la pared muscular. Además, este proceso permite reducir las cicatrices propias de la intervención.

Otro tratamiento que se ejecuta con frecuencia es la liposucción, un proceso que permite corregir un exceso o la mala distribución del tejido adiposo.

Todas estas técnicas deben ejecutarse por un cirujano plástico, que trabaje en un centro homologado y que realice las revisiones y recomendaciones necesarias después de la intervención. Desde Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos destacar que la elección del procedimiento ideal en cada caso es la mejor garantía para conseguir unos resultados satisfactorios para el paciente.

Las personas que realizan ejercicio con frecuencia y llevan una dieta rica y equilibrada son los mejores candidatos para los tratamientos autolimitados, en los que se combinan diferentes técnicas para conseguir el aspecto físico deseado.