Nuevo tratamiento: biolifting endoscópico

La combinación de dos técnicas diferentes ha dado como resultado la aparición de un nuevo tratamiento en medicina estética, nos referimos al biolifting endoscópico. Ha quedado demostrado que la aplicación de factores de crecimiento plasmático sobre la zona en la que se ha realizado un lifting endoscópico reduce, notablemente, las cicatrices de esta intervención, mejorando también los resultados finales. Según ha publicado en su blog la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética, esta nueva técnica ha sido analizada en un total de 150 pacientes por el doctor, Pier Francesco Mancini, de las Clínicas CRES. Los resultados de este estudio han sido concluyentes, la combinación de ambos tratamientos reduce la presencia de cicatrices, minimiza el riesgo de hematomas y permite conseguir mejores resultados de rejuvenecimiento facial.

No es la primera investigación sobre este tema, la revista Aesthetic Plastic Surgery Journal ya había profundizado sobre ello. Concretamente, publicó una investigación sobre los beneficios del uso de plasma rico en plaquetas para mejorar el tiempo de recuperación y los resultados estéticos finales en otros tratamientos para combatir la presencia del paso del tiempo en nuestra piel.

Mancini afirma que el procedimiento es sencillo, se extrae sangre al paciente antes de realizar el lifting endoscópico. La muestra obtenida se centrifuga para conseguir el plasma rico en plaquetas y, finalmente, la sustancia obtenida se aplica al paciente después de la intervención.

Las cejas caídas proporcionan un aspecto cansado, envejecido y triste. Además, este problema es uno de los más frecuentes, apareciendo en edades tempranas, generalmente a partir de los 35 años. Mediante el lifting endoscópico no sólo se puede rejuvenecer la mirada, sino que también se eliminan las arrugas o líneas de expresión de la frente o las patas de gallo.

Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos hacer hincapié en la innovación que supone la bioestimulación con plasma rico en plaquetas para estos tratamientos de rejuvenecimiento facial. Contribuye a conseguir unos mejores resultados, pero sobre todo minimiza la presencia de cicatrices y hematomas en la zona tratada.

Aunque las cicatrices por un lifting endoscópico serán inferiores a 1 centímetro y se esconden en el cuero cabelludo, por lo que pasan desapercibidas, este nuevo tratamiento se tendrá en cuenta en el futuro a la hora de realizar una intervención de estas características.