Previsiones sobre el cáncer de piel en 2030

Que estar muchas horas expuesto a los rayos de sol aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de piel no es nada nuevo. A pesar de las advertencias que cada año se realizan a los usuarios para que adopten unos hábitos adecuados a la hora de tomar el sol, los casos de melanoma han crecido en nuestro país en un 38% en tan solo cuatro años. Las previsiones de los dermatólogos tampoco son muy alentadoras. De hecho, se espera que en 2030 se triplique el número de personas afectadas. Una serie de datos preocupantes tal y como lo vemos desde la Asociación de Medicina Estética en Madrid. De hecho, asustan.

El riesgo de padecer este tipo de cáncer, tal y como señalan los expertos, es mayor en las mujeres que en los hombres y, desgraciadamente, las previsiones de mortalidad no son nada buenas, ya que también aumentarán.

Tenemos claro que el cáncer cutáneo está asociado a la elevada exposición a los rayos de sol, pero también a las cabinas de bronceado a las que suelen recurrir los usuarios para poder lucir moreno todo el año.

Uno de los principales objetivos de la Asociación de Medicina Estética en Madrid es incidir en la importancia de la prevención primaria para que el niño no se queme la piel y acabe rojo como un cangrejo. En los últimos años, se ha visto como no existe tal concienciación en los padres, o al menos se reduce a partir de que el menor ha cumplido los 10 años. Y si no aprenden a protegerse de los efectos perjudiciales del sol cuando son pequeños tampoco lo harán de mayores. De hecho, la mitad de las personas se echan menos crema solar de la que necesitan y se la aplican 10 veces menos de lo que deberían.

Como profesionales, ¿qué les debemos recomendar?

  1. Evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día y buscar una buena sombra entre las 12 y las 4 de la tarde.
  2. Protegerse los ojos con gafas de sol y cubrirse la cabeza cuando los rayos incidan sobre ella directamente.
  3. Solo las cremas con un alto nivel de protección les resguardarán de los rayos peligrosos.
  4. Una piel hidratada les ayudará también a cuidarse de los rayos solares, por lo que recuérdales que beban mucha agua.

En los cursos y congresos que cada año organizamos desde la asociación ampliaremos más información sobre las lesiones por exposición al sol y su necesaria prevención.