Principales ventajas del lipoláser

El lipoláser es una herramienta novedosa que permite acabar con cúmulos de grasa en zonas localizadas. Aunque es relativamente nueva, hablamos de una técnica que se ha popularizado a gran velocidad. Ha tenido una gran aceptación por parte de los pacientes y no es de extrañar, ya que resulta mínimamente invasiva. Es decir, no resultar agresiva a nivel corporal, facilitando los trabajos de liposucción. Además, también ofrece la posibilidad de tensar la piel de la zona donde estamos trabajando. Una gran ventaja, ya que es habitual que en estas zonas aparezca cierto grado de flacidez.

El efecto skin tightening nos permite conseguir una piel lisa y tersa y podemos lograrlo con este láser. Evidentemente, para conseguir los mejores resultados es necesario llevar una dieta variada y apostar por una rutina de ejercicio físico que nos ayude a mantenernos dentro de nuestro peso ideal. De nada servirá someterse a este tipo de tratamiento, si no pensamos cambiar de hábitos.

Hay que tener en cuenta que este procedimiento no es milagroso, suele aplicarse sobre pacientes que aun estando dentro de su peso ideal, presentan acumulación de grasa en zonas localizadas. Habitualmente se localiza en el abdomen, los glúteos o los muslos. Seguir unos hábitos de vida saludable es la mejor alternativa para asegurar unos resultados exitosos con la intervención.

La gran ventaja de esta técnica es que permite tratar pequeños acúmulos de grasa localizada y así evitar un procedimiento quirúrgico mayor. La herramienta a utilizar será un láser que se aplicará a través de la piel. Pero, veamos cómo se lleva a cabo paso a paso.

  1. Será necesario realizar una pequeña incisión en la zona sobre la que vamos a trabajar. La misma será necesaria para introducir una cánula, colocando en su extremo la fibra óptica mediante la cual se va a transmitir el calor de la energía láser.

  2. De esta manera podemos eliminar la grasa, mediante un procedimiento lipolítico, lo que quiere decir que la grasa se convertirá en líquido.

  3. Finalmente, con otra cánula se extrae la grasa licuada. En cualquier caso, el nuevo estado de la grasa facilita la eliminación de la misma a través del organismo.

Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid recomendamos buscar un especialista en cirugía plástica colegiado y validado oficialmente para realizar dicho procedimiento. Se trata de una práctica muy recomendable para zonas donde es más fácil que aparezca flacidez. Ya que este sistema cuenta con un efecto coagulante y reafirmante de la piel.