Nueva regulación de Diplomas de Acreditación profesional

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto, mediante el cual se establecen los criterios y procedimientos básicos para la creación de diplomas de acreditación profesional. Según la nueva normativa, los graduados y especialistas de Ciencias de la Salud, podrán certificar su formación en un área específica. Aunque estos certificados dependerán del Ministerio de Sanidad, los interesados en conseguirlos deberán dirigirse a su homólogo en la correspondiente comunidad autónoma. Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid nos hacemos eco de esta medida, cuyo principal objetivo será incrementar las garantías de seguridad en la asistencia sanitaria, ya que los diplomas se incorporarán al Registro Estatal de Profesionales.

Los diplomas contemplarán dos categorías diferenciadas: acreditación y acreditación avanzada y todos los trabajadores sanitarios, tanto del ámbito público como privado, podrán solicitarlos. Si dispones de un mínimo de dos años de experiencia profesional en las tareas que pretendes acreditar y los mismos han transcurrido en la última década, además cuentas con una evaluación positiva de la institución sanitaria y formación acreditada en los últimos cinco años en las competencias definidas podrás optar al Diploma de Acreditación.

Los requisitos necesarios para conseguir el Diploma de Acreditación Avanzada son un poco más exigentes. El interesado deberá acreditar al menos tres años de experiencia, con Diploma de Acreditación obtenido en los últimos cinco años, y con una evaluación positiva por parte del centro. En caso de no contar con el diploma de acreditación deberá acreditar una amplia experiencia en las actividades que se pretender certificar, también será obligatorio contar con una formación específica recibida en los últimos cinco años.

Se trata de una medida necesaria para que los profesionales sanitarios puedan acreditar su labor, mejorando la seguridad laboral de estos profesionales y reconociendo su esfuerzo formativo en determinadas áreas. Un hecho realmente interesante en el ámbito de la medicina estética, ya que supone una mayor seguridad jurídica, se optimiza las condiciones de seguridad de los pacientes y se mejoran y reconocen las competencias profesionales de los profesionales sanitarios. Finalmente, desde el Ministerio señalan que con esta medida se cubren las nuevas necesidades del Sistema Nacional de Salud, pero sin tener que recurrir a crear nuevas especialidades en el sector sanitario.