Tecnología robótica para el trasplante de pelo

La solución para los problemas de alopecia cada día está más cerca. La tecnología evoluciona con el objetivo de poner solución a las diferentes necesidades del ser humano. La pérdida de cabello trae consecuencias negativas para las personas que lo sufren, el impacto emocional es importante, pudiendo desencadenar consecuencias más graves. La alopecia, no es sólo cosa de hombres, también afecta a las mujeres. En nuestro país un 30% de las féminas padece depresión, ocasionada por algún problema de tipo capilar. Entre los principales desencadenantes de la pérdida de cabello destacan: causas genéticas, cambios hormonales y estrés. En la mayoría de los casos, estas patologías no tienen solución, es decir el pelo que se pierde no vuelve a nacer.

El futuro del tratamiento para la alopecia parece que serán las técnicas robóticas. Máquinas robotizadas que realizan el proceso de trasplante capilar, asegurando un crecimiento del pelo trasplantado en más de un 95%. Actualmente, estos sistemas robóticos ya se comercializan, su uso supone una auténtica revolución para los tratamientos contra la calvicie. Consiguiendo unos resultados sorprendentes y más naturales.

¿En qué consiste el procedimiento?

Esta tecnología permite evaluar, de forma previa, el estado en el que se encuentra el cuero cabelludo del paciente. Obtiene imágenes digitales del cuero cabelludo que permiten estudiar cada caso concreto. Además, esta técnica robótica realiza la extracción de unidades foliculares (FUE), la zona dadora suele ser la nuca. Posteriormente, esta técnica robótica realiza el trasplante de los pelos extraídos en la zona que presenta los problemas de alopecia. Su precisión hace posible que trasplante se realice con la mayor calidad posible.

¿Cuáles son sus ventajas?

El sistema robótico de trasplante capilar presenta numerosas ventajas frente a los sistemas convencionales. Desde la Asociación de Medicina Estética en Madrid destacamos los siguientes:

  • Es una técnica mínimamente invasiva.
  • El procedimiento es mucho más rápido y eficaz.
  • Este sistema no deja cicatrices.
  • En una sola sesión se puede alcanzar el trasplante de 4000 unidades foliculares, alrededor de 10.000 pelos.
  • Se obtienen resultados naturales y, sobre todo, definitivos.

El sistema robótico para el trasplante de pelo reduce, considerablemente, el tiempo del tratamiento. Las molestias que ocasiona al paciente son mínimas, siendo el proceso de recuperación casi inmediato. Además la tecnología robótica presenta una mayor precisión, lo que permite extraer más unidades capilares, sin afectar al aspecto de la zona dadora.