Tratamientos vasculares ¿cuál es el más adecuado para eliminar las varices?

Es un problema mucho más frecuente de lo que podamos pensar. De hecho, en nuestro país afecta, aproximadamente, al 40% de las mujeres. Sin embargo, los varones no están exentos de tener dificultades circulatorias que ocasionen estas arañas vasculares, antiestéticas y que suponen un problema para la salud cardiovascular. Entre el 20 y el 25% de los hombres tienen varices. La importancia del culto al cuerpo hace que las manchas rojas o negras en las piernas sean una razón para taparse. Sin embargo, existe una razón más importante para decantarse por un tratamiento vascular para eliminar las varículas y varices: en muchos casos generan dolor y pueden acabar por desencadenar la aparición de úlceras.

¿Por qué aparecen las varices?

Se trata de un problema circulatorio, que surge cuando el sistema responsable del retorno sanguíneo hacia el corazón no funciona del todo bien. En estos casos, la sangre se va acumulando en las venas que terminan por dilatarse. Precisamente por este motivo las venas son más visibles a través de la piel, abultándose y volviéndose mucho más oscuras. Normalmente, las paredes de estas venas se vuelven más finas generando el antiestético problema.

Llevar una vida saludable, siguiendo una dieta equilibrada y haciendo deporte con frecuencia son hábitos adecuados para evitar la aparición del problema. Sin embargo, no es garantía total de que no aparezcan las arañas vasculares. Afortunadamente, la innovación tecnológica está revolucionando los tratamientos para eliminar estos problemas de nuestro cuerpo.

Existen varios procedimientos para eliminar este problema, la elección de uno u otro dependerá del tipo de varices y de la decisión del médico especializado en cirugía vascular. Lo que está claro es que las técnicas más vanguardistas son mínimamente invasivas, suponiendo una gran ventaja para los pacientes que deciden someterse a este tipo de tratamientos. Entre las opciones más utilizadas, desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos destacar las siguientes:

  1. Esclerosis líquida: es una de los más populares, sobre todo para casos poco intensos y menos severos.
  2. Esclerosis con espuma: se emplea para acabar con las varices más gruesas que pueden resultar más dolorosas y ser un problema para la salud.
  3. Láser de diodo: es la opción más adecuada para corregir arañas vasculares y telangiectasias, es decir, cuando están afectados los capilares o pequeños vasos sanguíneos.

Todos ellos son tratamientos ambulatorios e indoloros, sencillos y rápidos. En algunos casos pueden ser necesarias varias sesiones para conseguir los resultados deseados, pero son procedimientos eficaces y definitivos.