Microneedling: descubre la terapia de inducción de colágeno

Existen numerosos factores que dañan y deterioran el aspecto de nuestra piel, como la falta de sueño, hábitos de alimentación poco saludables, el sol, la contaminación atmosférica, estrés, alternaciones hormonales, etc. Los avances en medicina estética han permitido el desarrollo de nuevas técnicas que contribuyen a mejorar el cutis facial. En la actualidad existe una amplia gama de tratamientos de rejuvenecimiento facial y uno de los más demandados es el microneedling. ¿Sabes en qué consiste? Te explicamos más cosas sobre esta técnica a continuación.

¿En qué consiste?

Microneedling es el nombre que recibe la terapia de inducción de colágeno. Se trata de un procedimiento de rejuvenecimiento facial no invasivo, que se basa en el estímulo de la piel con pequeños pinchazos realizados mediante un dispositivo médico electrónico de micropunción transpidérmica. El microneedling es un tratamiento que emplea agujas muy finas para la inducción del colágeno y aumentar el grado de firmeza cutánea. Gracias a ellas, es posible crear microcanales a través de los cuales se pueden vehiculizar sustancias a posteriori como ácido hialurónico, vitaminas y oligoelementos.

Para la terapia de inducción de colágeno, los micropinchazos contribuyen a la estimulación del proceso de reparación del organismo, que se traduce en la formación de colágeno y la proliferación celular. En función de la zona a tratar, las sesiones pueden durar de quince minutos a una hora. El procedimiento es indoloro y se lleva a cabo con una crema anestésica. El número de sesiones dependerá de las necesidades y expectativas de cada paciente, aunque generalmente se requieren de cinco a seis separadas en un intervalo de uno o dos meses.

El microneedling es una terapia adecuada para todos los tipos de piel, en especial para tratar la que hay alrededor de zonas como labios, ojos y escote. Dado su carácter no invasivo como tratamiento de medicina estética, después de cada sesión el paciente puede retomar su actividad diaria de manera inmediata. No obstante es conveniente evitar el uso de saunas, piscinas o baños turcos en las siguientes 48 horas.

Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid queremos señalar que la terapia de inducción de colágeno, es ideal para mejorar el aspecto de la piel y disimular arrugas, líneas de expresión, cicatrices, poros dilatados y trastornos de pigmentación.