Cómo sustituir el azúcar refinado

Desde hace algún tiempo parece que nos hemos lanzado en pie de guerra contra el azúcar. Tal es así, que las ventas de alimentos sin azucares añadidos se han incrementado notablemente. Sobre todo, desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendara no consumir más de 12 cucharaditas de este ingrediente al día. El principal problema es que muchos de los alimentos precocinados que compramos incluyen grandes dosis de este alimento. Así que ingerimos azúcar sin ser realmente conscientes de ellos. Otros productos como los zumos, los refrescos o el cacao soluble también incluyen grandes dosis de este edulcorante, todos llegamos a la misma conclusión: al final del día hemos consumido mucha más cantidad de la recomendada.

Esta recomendación responde a una causa, ingerir más de 50 gramos de azúcar al día puede tener consecuencias severas para nuestra salud. Este ingrediente ayuda a aumentar nuestra sensación de ansiedad y hambre, teniendo una incidencia importante en el aumento de grasa corporal. Pero más allá de las variaciones en el peso, el exceso de azúcar puede provocar la aparición de la diabetes tipo II e, incluso, provocar adicción.

Los azúcares añadidos son uno de los ingredientes básicos en los productos alimenticios procesados. Este factor dificulta enormemente que podamos controlar la cantidad diaria que ingerimos. Por ello, es recomendable optar por otros edulcorantes y alternativas saludables para minimizar la ingesta de azúcar.

En la Asociación de Medicina Estética de Madrid te contamos qué opciones tenemos como alternativa a este ingrediente, que por otra parte nos endulza la vida.

Glucosa o fructosa de jarabe

En este caso se trata de un edulcorante líquido que suele emplearse para endulzar refrescos y bebidas. Sólo cuenta con 4 calorías por gramo, aportando una dulzura muy parecida a la que proporciona el azúcar de mesa. Suele emplearse en la elaboración de alimentos procesados, ya que combina muy bien con el resto de ingredientes.

Stevia

Este es un edulcorante natural que no aporta calorías, por lo que se vuelve una buen opción para nuestra azucarera, por lo menos es una alternativa más saludable. Además, este ingrediente no incrementa los niveles de glucosa en sangre, por lo que está recomendado para personas diabéticas.

Aspartamo

Es un edulcorante que se encuentra con frecuencia en los refrescos light u otros alimentos endulzados que no cuentan con azúcar añadida. En este caso, tampoco aportan calorías. Sin embargo, al tratarse de un compuesto químico no está demostrado que sea totalmente positivo para la salubridad humana. Aunque ya se han realizado algunos estudios y no parece nocivo, no se recomienda su uso en personas con fenilcetonuria. Un trastorno para procesar una de las sustancias químicas que lo componen.

Miel

Cada cucharada aporta 21 calorías, pero en este caso también nos aporta gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales. Aportando, además, antioxidantes. Se trata de un alimento muy recomendable por sus propiedades antiinflamatorias.