Consejos para eliminar la piel de naranja

eliminar piel de naranja

Consejos para eliminar la piel de naranja

Son muchas las mujeres que se ven afectadas por el problema estético que conocemos como piel de naranja. Se trata de una afección que consiste en la acumulación de grasa por debajo de la piel, que aparece, sobre todo, en zonas como las piernas y glúteos, vientre o brazos, y que se ve en forma de pequeños bultos, imitando a la piel de las naranjas. Existen algunos hábitos y remedios que pueden hacerse en casa para ayudar a eliminar este problema, y los centros médicos estéticos de Madrid ofrecen tratamientos eficaces para conseguirlo.

¿Por qué aparece la piel de naranja?

Factores como tener una dieta poco saludable, basada en alimentos ricos en azúcares y grasas, así como el sedentarismo, hacen que una persona pueda tener piel de naranja. También en algunos casos, cuando hay problemas hormonales, hay una mayor propensión a este problema, como ocurre en personas que se encuentran en la pubertad, embarazo o menopausia, por ejemplo.

Con el fin de prevenir su aparición, así como ayudar a su eliminación, puede ser clave cambiar malos hábitos, optando por llevar una dieta saludable y equilibrada, y haciendo ejercicio de forma habitual.

Tratamientos de medicina estética para eliminar la piel de naranja

Existen cremas específicas que se pueden aplicar en casa con el fin de acabar con este problema estético. Sin embargo, estas tienen unos resultados muy limitados. Por eso, cuando la situación persiste y lo que se busca es una solución más eficaz, lo mejor es acudir a profesionales de la medicina estética especializados en este tipo de casos.

En este sentido, hay tratamientos para eliminar la piel de naranja, como la mesoterapia, indicada para la celulitis y para terminar con grasas localizadas, sobre todo en muslos, glúteos y abdomen, mediante micro-inyecciones subcutáneas. Otro tratamiento muy utilizado es la presoterapia, en el que se aprovecha la presión de aire, en forma de masaje, para activar el sistema linfático y mejorar así la circulación. También es posible realizar un tratamiento de dermoplastia, basado en la aplicación de ondas acústicas o de choque, o la carboxiterapia, una técnica basada en infiltraciones subcutáneas de anhídrido carbónico.

Desde la Asociación de Medicina Estética de Madrid recomendamos siempre, para cualquiera de estos tratamientos, acudir a un especialista de medicina estética de confianza.



X